La tecnología de Forlle’d ha introducido un enfoque nuevo para mantener el equilibrio mineral de la piel y activar las enzimas que dependen de los minerales y que controlan y aceleran el proceso de curación.

Para una actividad fisiológica correcta, los organismos vivos deben tener un equilibrio controlado entre cationes y aniones. La alteración de dicho equilibrio puede tener efectos secundarios graves. Los cuatro minerales esenciales son: sodio, potasio, calcio y magnesio. Se cree que el calcio y el magnesio existen tanto dentro como fuera de la célula y mantienen el equilibrio mineral.

En la industria cosmética es habitual usar minerales con una valencia como el sodio y el potasio, solubles en agua y que la piel absorbe fácilmente, y que mejoran la solubilidad de otros ingredientes activos. Sin embargo, para mantener el equilibrio mineral es importante introducir otros minerales con +2 valencias tales como el calcio y el magnesio, que tienen mala una solubilidad en agua.

Para proporcionárselos a la piel, es importante ionizar estos elementos e introducirlos como parte de un ácido orgánico este se descompone en bicarbonato de sodio, que actúa como un tampón en una solución ácida/básica y produce gas carbónico y agua como productos finales. El agua producida puede aumentar el nivel de humedad en la piel sin causar ningún tipo de estrés al organismo.

El ácido hialurónico de bajo peso molecular (5 nm) de los productos de Forlle’d tiene un importante papel hidratante y estabilizador de la matriz extracelular, y transporta calcio y magnesio a la piel. La capacidad del ácido hialurónico de bajo peso molecular de transportar iones con dos valencias como el Ca+2 se ha demostrado en varios estudios, como en el transporte del calcio a los espermatozoides con motilidad baja para aumentar su actividad. Los minerales ionizados funcionan como una sal total en forma de ion que fomenta la adhesión, lo que suaviza y alisa la piel.

Para introducir los minerales como parte de compuestos orgánicos, como el acetato de calcio, el malato de calcio, el gluconato de calcio, etc., se aplica un proceso de fermentación en el que se utilizan distintos tipos de levaduras, enzimas, bacterias del ácido láctico, etc.

Los productos de Forlle’d contienen minerales esenciales para la piel como el calcio, que es necesario para estabilizar las células suprabasales de la epidermis con la membrana basal, y que también desempeña un papel vital en el transporte de sustancias activas a través de la membrana celular. Además del calcio, el magnesio y el zinc crean un equilibrio mineral y activan las enzimas dependientes de minerales que controlan y aceleran el proceso de curación.

Saber más:

El papel del platino ionizado en los productos Forlle'd